Categoría: Blog

El COVID-19 disminuyo un 40 % las ventas de agua embotellada en “México”

A lo largo de 2020, la cuarentena en los domicilios y el trabajo en el hogar creado por la enfermedad pandémica del covid-19 en México disminuyó hasta 40 por ciento las ventas de agua embotellada de marcas como Bonafont de Danone, Ciel de Coca-Cola y e-Pura de PepsiCo, aun cuando se aumentó la demanda de garrafones y de sistemas de purificación.

“La comercialización de botellitas alcanzó reducir hasta un 40 por ciento ya que toda la gente que las consumen son los que estaban en la calle, oficinistas, los chicos, gimnasios, los restaurantes, todo lo cual se cerró, e incrementó el canal de ruta-hogar 10 por ciento y los de autollenado 20 por ciento”, indicó Gabriel Alcalá, director general de la Agrupación Nacional de Productores y Distribuidores de Agua Purificada (Anpdapac) al periódico El Financiero.

El año pasado, la embotelladora Coca-Cola Femsa (KOF) reportó en México una caída de 26 por ciento en su volumen de comercialización de botellas de agua de menos de 5 litros, Danone informó que su categoría de agua se contrajo 16.8 por ciento, Arca Continental registró una baja de 5.9 por ciento y Cultiba una disminución de 3.8 por ciento.

De forma contraria, los garrafones de agua tuvieron una más grande demanda. La compañía de mejor manejo ha sido Arca Continental con un alza de 1.6 por ciento anual, seguido de la emisora KOF que aumentó 0.5 por ciento anual sus ventas. En tanto, Cultiba cayó 3.2 por ciento anual a 743.1 millones de garrafones.

Los crecimientos en la demanda de garrafones de estas organizaciones son marginales respecto al crecimiento del 60 por ciento en ingresos que tuvo la franquicia Agua Inmaculada que cuenta con 11 mil puntos de vista de comercialización y cuyo precio es más económico, ante su competencia.

Preferencia por marcas más económicas

“El comportamiento del mercado, con justa razón, se modificó en ciertos productos, la población buscaba genéricos o de marca más económicas y en la situación del agua purificada no ha sido la distinción, optaron por una alternativa más económica como es nuestro caso y el aumento de ventas nos llevaba a maximizar la producción de plantas purificadoras”, compartió José Alfonso Cruz.

Según NielsenIQ, 59 por ciento de los mexicanos confirma que ya que va a estar vigilando sus costos cambiará a la elección de menor costo entre sus marcas y productos favoritos para ahorrar dinero.

José Alfonso Cruz, gerente comercial de Agua Inmaculada describió que varios clientes utilizaron sus máquinas vending para mercar agua en garrafón y otros optaron por la entrega a domicilio para eludir aglomeraciones.

Para esta temporada de calor se espera que la comercialización de garrafones de agua despunte 25 por ciento respecto al invierno, estimó la Anpdapac.

En 2020, en medio de las 16 mil plantas purificadoras que hay a grado nacional y las embotelladoras de agua sumaron ventas por 20,652 millones de pesos, 6.4 por ciento más que en 2019, revelan datos del INEGI.

Sistemas de purificación van en crecimiento

Según el reporte del Financiero, el año pasado, la línea de purificación de agua Bebbia, de Rotoplas duplicó su número de consumidores frente al 2019, al conseguir bastante más de 44 mil 500 unidades instaladas.

“El segundo trimestre del año pasado sí hubo una aceleración, creemos que, derivado un poco de los nuevos hábitos de consumo, no hubo un solo mes del año pasado que tuviéramos menos suscripciones que el mes anterior”, mencionó Juan Pablo Fonseca, vicepresidente de la separación de servicios de Rotoplas.

Los crecimientos mensuales rondaron el 10 por ciento, el mejor mes ha sido noviembre con 20 por ciento, secundado en un plan de descuentos por el Buen Fin. Las metrópolis de más grande demanda fueron Ciudad de México, Monterrey, Cancún, León y Saltillo.

“Estamos creciendo arriba del ritmo que esperábamos, la meta de suscripciones que teníamos se ha aumentado sustancialmente para los próximos 4 años”, reveló Fonseca.

 

 

 

-Fuente-

Los plásticos, grandes aliados en la eficiencia energética

A la inversa de lo cual bastantes personas consideran, fomentar la eficiencia energética para seguir hacia una sociedad más sustentable no significa reservarse de determinados materiales o dejar plenamente de consumir energía en nuestro día a día. La eficiencia energética se fundamenta en optimizar el consumo de energía para unas determinadas condiciones de bienestar y niveles de servicio. Obviamente involucra mejorar los procesos productivos y logísticos, llevar a cabo medidas para evadir las pérdidas de energía, apostar por fuentes de energía renovable en detrimento de los combustibles fósiles, y promover el consumo responsable y el reciclaje, entre otros puntos.

Por esto, y para hacer pensar a la sociedad, ya hace bastante más de 20 años, cada 5 de marzo se festeja el Día Mundial de la Eficiencia Energética. En este sentido, se debe rememorar que la industria de los plásticos está poniendo cada una de sus habilidades para ayudar a la transición ecológica de nuestro estado. Los materiales y productos plásticos son gigantes socios de la eficiencia energética y en la batalla contra la emergencia climática, pues está demostrado que, en muchas de sus aplicaciones, consiguen ahorros energéticos bastante relevantes a lo extenso de todo su periodo de vida.

En la situación de los envases, suplir el plástico por materiales alternativos supondría gastar el doble de energía en su producción y reciclado y triplicar las emisiones de gases de impacto invernadero. Además, debido a su bajo peso y prestaciones, cualquier producto plástico constantemente va a ser más ligero y requerirá menos proporción de material para ser igual de servible, por lo cual su efecto ambiental va a ser menor ejemplificando a lo largo de su transporte.

Los plásticos como factor de ahorro energético y de emisiones de CO2

No hay duda de que los plásticos son recursos importantes en una economía circular, debido a que facilitan la circularidad de los productos y mejoran la eficiencia en la utilización de recursos y por consiguiente la sostenibilidad medioambiental de toda la cadena de costo. Y es que el 60% de los productos hechos con plásticos duran entre 2 y 50 años, esto provoca que en ciertas aplicaciones se puedan relevantes ahorros energéticos, contribuyendo de esta forma a la defensa ambiental.

Por un lado, los plásticos favorecen el bajón de las emisiones de gases de impacto invernadero, impulsando una movilidad sustentable, permitiendo que los productos y medios de transporte sean muchísimo más ligeros que los fabricados con otros materiales, con el consiguiente ahorro de combustibles y de emisiones de CO2. Ejemplificando, en la zona del transporte, un carro puede ahorrar hasta 750 litros de combustible durante su historia eficaz debido a los plásticos (15% alrededor de del total de su composición) o un avión puede ahorrar hasta un 20% de combustible debido a los elementos plásticos que aligeran su peso.

Los plásticos juegan además un papel importante en el marco de la obra, contribuyendo a una más grande eficiencia energética, en especial en inmuebles y casas debido a las características aislantes de ventanas y sistemas de aislamiento plásticos. Dichos últimos permiten ahorrar bastante más de 250 veces la energía que se usó para su construcción. Asimismo, en la zona agrícola, se consigue incrementar la eficiencia provechosa, utilizando menos recursos y pudiendo que la producción se multiplique por 6.

De igual modo, en el campo alimentario, el ecodiseño y la innovación en los envases plásticos nos permiten consumir los alimentos con la máxima estabilidad, tranquilidad y en superiores condiciones, contribuyendo a minimizar el desperdicio alimentario y conservando la calidad.

 

 

 

-Fuente-

Un vistazo a los cambios en la legislación sobre residuos plásticos

La zona mundial de residuos y reciclaje está poderosamente regulado y, además de la legislación universal, casi todos las naciones cuentan con una normativa propia que los operadores de residuos tienen que consumar. La legislación sobre residuos es la columna vertebral de la industria y, en su mayoría, cualquier cambio debería ser bienvenido ya que casi constantemente tiene como fin mejorar todavía más los estándares de calidad o incrementar las tasas de reciclaje, así sea a grado local, nacional o mundial.

Dichos son 3 de los cambios legislativos más actuales que han entrado en vigor: las Enmiendas al Pacto de Basilea sobre residuos plásticos, la prohibición de China de importar residuos rígidos y, brevemente, el Acuerdo Verde Europeo (Green Deal).

Enmiendas al Pacto de Basilea sobre residuos plásticos

Pese a que más territorios permanecen aplicando gradualmente medidas y leyes para recobrar y reciclar plásticos, los vertederos siguen siendo la primera alternativa para millones de toneladas de plásticos internacionalmente.

A lo largo de la Conferencia de Basilea, que ocurrió en la primavera de 2019, los gobiernos decidieron cambiar el Pacto de Basilea para integrar los residuos plásticos en un marco jurídicamente vinculante. De esta forma, 186 territorios aceptaron esta enmienda que obliga novedosas limitaciones al desplazamiento de dichos residuos que no se destinen a un reciclaje ambientalmente correcto. Estas novedosas limitaciones no se usan en USA.

La Enmienda entró en vigor el 1 de enero de 2021 y cualquier residuo de plástico no malo que no sea reciclable, o que sea “difícil” de intentar, ahora se califica como residuo que necesita “consideración especial” y su desplazamiento ahora está individuo a los requisitos de notificación y consentimiento anteriores del Pacto de Basilea.

El propósito de las Enmiendas es mantener el control de los envíos de todo el mundo de la más grande parte de los desperdicios y desperdicios plásticos destinados al reciclaje o supresión, realizando que el negocio mundial de desperdicios plásticos sea más transparente y se encuentre mejor regulado. La legislación además tiene como fin eludir que el plástico no reciclable se “oculte” en los envíos de plástico reciclable que se envían a territorios en desarrollo que no poseen forma de gestionar este material.

Esta nueva legislación perjudicará de manera directa a los operadores de residuos que procesan residuos domésticos ya que ciertos de los plásticos clasificados como residuos peligrosos, conforme el Acuerdo, se hallan en los flujos de residuos domésticos. Como tal, para exportar residuos plásticos domésticos mixtos, los operadores ahora van a tener que pegarse a un método descriptivo de

Consentimiento Fundamentado Anterior (CFP), con materiales que necesitan el consentimiento anterior de las naciones exportadores e importadores.

Las Enmiendas a los Desperdicios Plásticos del Acuerdo de Basilea sin sitio a dudas van a tener un efecto en los operadores de desperdicios que en la actualidad están sujetas a los mercados de exportación. El proceso de obtención del consentimiento anterior podría ofrecer sitio a retrasos de hasta diversos meses para las exportaciones, y los operadores de residuos tienen la posibilidad de hallar que deben guardar monumentales volúmenes de residuos en sus plantas a medida que esperan recibir su Consentimiento Fundamentado Anterior. Si los operadores no cumplen con el requisito, su material podría ser devuelto por cuenta del exportador, puede haber retrasos en el envío de material si se detiene a lo largo de el tránsito y, en varias ocasiones, si no se cumplen los requisitos, las autoridades del territorio de destino tienen la posibilidad de tomar medidas formales e integrar sanciones económicas.

Aun cuando la mayor parte de los plásticos mezclados ahora requerirán un consentimiento fundamentado anterior, hay algunas excepciones. Conocidos como desperdicios de la “Lista Verde”, los operadores van a poder seguir exportando este material sin el CPF. Los residuos de la Lista Verde integran plásticos que consisten casi exclusivamente en un tipo de plástico designado a operaciones de reciclaje y mezclas de polipropileno (PP), polietileno (PE) y tereftalato de polietileno (PET) que se destinan al reciclaje por separado. Cada una de las otras exportaciones e importaciones de desperdicios plásticos tienen que ser notificadas y recibir el consentimiento para la exportación previo a su desplazamiento.

Los adelantos en la tecnología de categorización automatizada permanecen realizando viable conseguir resultados de pureza excepcionales en el reciclaje de plásticos, a partir de plásticos de colores y transparentes, como PET y HDPE, hasta otros polímeros como polipropileno, poliestireno y PVC. Constantemente que se cuente con la legislación, la infraestructura y, en especial, la conjunción correcta de tecnología de categorización, es viable conseguir niveles de pureza que anteriormente eran inviables por arriba de 99.99% en corrientes de un solo polímero.

Este material no solo va a poder enviarse internacionalmente sin consentimiento anterior, sino que además va a tener un costo de mercado muchísimo más elevado que los plásticos mixtos, por lo cual hay impulsores comerciales y legislativos para dividir y clasificar los plásticos mixtos en flujos únicos.

La elección de China de prohibir las importaciones de desperdicios firmes

La elección de China de prohibir las importaciones de residuos firmes va a tener secuelas de gran alcance para los operadores de residuos que, hasta ahora, han confiado en China como mercado final para su material. Este último desplazamiento sigue a la espalda de otros territorios, integrados Malasia, Tailandia e India, que tomaron medidas para prohibir las importaciones de desperdicios plásticos y, en ciertos territorios, la importación de papeles mixtos.

Al igual que con las Enmiendas a los desperdicios plásticos del Pacto de Basilea, el incumplimiento de la nueva prohibición de importación de desperdicios rígidos de China puede ser en fuertes multas como para el transportista de desperdicios como para el importador, establecidas entre 500,000 RMB (equivalente a alrededor de 71,000 dólares) y 5 millones de RMB (equivalente a alrededor de 710,000 dólares). Las autoridades aduaneras además ordenarán que los desperdicios rígidos sean devueltos al sitio de exportación para su disposición.

Esos operadores de residuos que históricamente dependían de la exportación de este material a China —u otros territorios que ahora además han prohibido dichos materiales—, ahora van a tener que hallar nuevos mercados finales para sus materiales de residuos firmes o invertir en tecnología de categorización para poder hacer tasas de pureza extraordinariamente altas para otorgar una licencia de importación.

Veamos el ejemplo de los residuos de productos de papel. China fue históricamente el mercado de importación de papel utilizado más enorme de todo el mundo, empero ahora solo otorgará licencias de importación para papel utilizado que tenga un grado de pureza mayor a 99.5%. Esto quiere decir que esos operadores que deseen avanzar exportando su papel utilizado a China van a tener que incrementar e invertir en sus esfuerzos de categorización, destintado y reciclaje.

Esto se puede conseguir aprovechando los últimos adelantos en la tecnología basada en sensores para el reciclaje de papel para clasificar el papel que no lo es y además crear fracciones finales de alta pureza de diferentes grados de papel, como cartón marrón, cartones impresos, cartones recubiertos de plástico, papel teñido, papel de periódico y papel impreso en 4 colores (CMYK). La categorización basada en sensores puede permitir a los operadores de residuos avanzar exportando su material a China o, si lo prefieren, hallar rutas alternativas en el territorio o en el extranjero para comercializarlo, donde su material va a tener un costo de mercado muchísimo más elevado como consecuencia de sus niveles de pureza.

El Acuerdo Verde Europeo

Coincidiendo con la elección de China de prohibir cada una de las importaciones de desperdicios firmes, Europa además está tomando medidas extras para abordar el problema de la contaminación plástica por medio de la introducción de novedosas normas de envío de la UE que prohíben el envío de desperdicios plásticos sin clasificar a territorios extranjeros.

En el marco del Acuerdo Verde Europeo de la Comisión Europea, que entró en vigor el 1 de enero de 2021, hay novedosas reglas que rigen la exportación, importación y envío en la UE de residuos plásticos. Estas novedosas reglas prohíben la exportación de residuos plásticos de la UE a territorios no originarios de la OCDE. Quedan exentos los residuos plásticos “limpios” que se envían para su reciclaje.

Como es la situación de las Enmiendas al Pacto de Basilea sobre residuos plásticos y la prohibición de importación de desperdicios firmes de China, estas regulaciones más precisas significan que los operadores de desperdicios por el momento no van a poder exportar de forma sencilla sus desperdicios plásticos a menos que logren crear fracciones de plástico de flujo exclusivo de alta pureza. Entonces, tenemos la posibilidad de ver, de nuevo, dónde la tecnología de categorización basada en sensores puede contribuir a permitir que los operadores de residuos alcancen los niveles de pureza requeridos por las novedosas normas, niveles de pureza que son muchísimo más elevados que los conseguidos por cualquier otra técnica de categorización.

Un panorama legislativo en evolución

Las regulaciones que he explorado en este artículo son solamente ciertos de los últimos cambios que perjudicarán de manera directa a los operadores de residuos. La siguiente legislación fundamental que entrará en vigor a lo largo de 2021 en todos los estados miembros de la UE es la prohibición de los plásticos de un solo uso. Con una base de consumidores universal, TOMRA Sorting monitorea activamente todos los cambios legislativos, tanto a grado nacional como universal. Esto les posibilita favorecer a sus consumidores mientras se desarrollan dichos cambios. TOMRA Sorting Recycling diseña y fabrica tecnologías de categorización fundamentadas en sensores para el área mundial de reciclaje y procedimiento de residuos.

 

 

 

-Fuente-

Lecciones sobre liderazgo empresarial y el incremento del plástico en electrodomésticos

El ingeniero Venancio Pérez Gómez es todo un ejemplo en el dinámico mundo de la producción de electrodomésticos en México. Por bastante más de 14 años ha estado vinculado con Samsung Electronics y alcanzó ser vicepresidente ejecutivo de la vivienda matriz para la planta de Querétaro. Ahí se fabrican refrigeradores, lavadoras y secadoras para el planeta completo, debido a que más del 92 % de la producción es para exportación. Actualmente funge como asesor y representante de la compañía para los puntos gubernamentales y de interrelaciones públicas y sociales para las plantas de México.

Anterior a esto, a lo largo de 9 años ha sido director de Tenneco Automotive en 3 plantas: Puebla, Querétaro y Celaya, donde ha sido el delegado de la planificación, creación, instalación y puesta a punto de esta última locación, con lo que consiguió el President Award del conjunto como mejor lanzamiento de una planta. Asimismo, en la organización de procedencia alemán Siemens se desempeñó a lo largo de 8 años como gerente de operaciones.

Hoy, además de sus tareas con Samsung Electronics, es mandatario del Clúster de Plásticos de Querétaro y del Bajío, organización que busca posicionar las organizaciones del territorio como dirigentes en el área de plástico, por medio de la cooperación y buenas prácticas entre ellas.

Uno de las metas que busca el clúster es conseguir la excelencia de las organizaciones mediante la innovación tecnológica, y fomentar su capacidad de habituación a los cambios. Justamente, en este último punto se han presentado más retos, puesto que las presiones de competitividad, diversificación y sustentabilidad exigen que las organizaciones construyan interrelaciones colaborativas.

En este lote de conseguir la obra de redes y el aprovechamiento del ecosistema industrial, el ingeniero Venancio tiene gran vivencia y profundo entendimiento. Hace unos doce años, una vez que Samsung tomó la decisión de incursionar en la construcción local en México de la gama premium de electrodomésticos, especialmente refrigeradores y lavadoras, su administración le permitió desarrollar proveedores que tuvieran las capacidades requeridas y la función de hacer productos de calidad, a buen precio y a tiempo. Una de sus funcionalidades como vicepresidente de la compañía ha sido el desarrollo de socios en toda la cadena de abastecimiento, en la que fueron protagónicos los elementos plásticos.

“Inicié mi trayectoria en el sorprendente mundo del plástico una vez que ingresé a Samsung. Allí me lancé al agua o, más bien, me eché un clavado a partir de un trampolín de 10 metros, ya que no poseía conocimientos específicos en el asunto, empero lentamente aprendí, y hoy me siento bastante orgulloso de pertenecer al sector”.

Entre los primordiales logros de su carrera, el ingeniero Venancio destaca la confianza que le depositaron los directivos de Samsung para liderar el plan de empezar la producción local de la línea premium en México.

“Hacia 2008 éramos una planta pequeña, sin embargo debido a la posibilidad que nos da la vivienda matriz, en menos de un año tuvimos que crecer en inmuebles, en gente y en todo. De 400 empleados pasamos a alrededor de 4,000 y de 17,000 metros cuadrados brincamos casi a los 100,000 metros cuadrados de área de creación, con todo lo cual aquello involucra. Es una gigantesca satisfacción ya que mis jefes me brindaron la confianza, sin embargo también porque mi equipo me entregó la fortaleza de conseguir esto”.

De consenso con el ingeniero Venancio, los años de creación de la cadena de abastecimiento para la producción de la línea premium de electrodomésticos fueron bastante enriquecedores y le han permitido conocer en detalle distintas compañías de plástico.

“Si ustedes abren un refrigerador, todo es plástico internamente. La parte metálica es externa, empero generalmente, 80 % del volumen de un electrodoméstico está formado por plástico: las charolas, los cajones de vegetales y los compartimentos. Debido al elevado volumen de los elementos, Samsung solo crea lo cual ya está vendido. De esta forma, todo se debería construir de forma secuencial y es necesario que los proveedores tengan la capacidad, sin embargo además capacidad humana, para entrar en este esquema. Yo menciono que este componente humano es primordial. La máquina y los procesos son semejantes internacionalmente, empero la diferencia la realizan los individuos. Lo de mayor relevancia son los individuos y quienes operan la maquinaria correctamente y eficiente para hacer productos de calidad con clase mundial. De dicha forma, desarrollamos proveedores, ayudándolos a crecer para que tengan la posibilidad de brindar el soporte que Samsung requiere para dar sus productos a los consumidores finales, que en esta situación corresponde en un 60 % al mercado en Estados Unidos”.

La industria de línea blanca cambió en los últimos años debido a la tecnología. “Un refrigerador se compra por la necesidad elemental de conservar los alimentos frescos y conservarlos por más tiempo. No obstante, los refrigeradores recientes se enfocan además en otras superficies. Ahora poseen una pantalla en la puerta, y junto con los otros conjuntos electrónicos, como teléfono celular y televisión, entre otros, que se comunican entre ellos, tienen la posibilidad de recibir alertas de qué falta mercar o qué alimentos permanecen a punto de caducar. De acuerdo con el programa que se tenga, es viable hasta saber cuántas calorías se permanecen consumiendo según con lo cual se saque del refrigerador. Lo mismo pasa con otros electrodomésticos, que dan funciones acordes con la vida presente de forma personalizada”.

Este cambio de tecnología en el diseño y funcionalidad de los electrodomésticos además se refleja en los plásticos empleados en su construcción.

“Los plásticos que se aplican ahora son compuestos más avanzados, que permiten ofrecer acabados, maneras y texturas bastante diferentes. Poseen alta resistencia y, en algunas ocasiones, son más resistentes que el vidrio y el acero. Los plásticos acompañan la evolución y la perspectiva de los electrodomésticos en el planeta actual”.

Cada una de estas lecciones de construcción de redes, colaboratividad, capacitación del recurso humano y enfoque tecnológico conforman la perspectiva que el ingeniero Venancio ha llevado al Clúster de Plásticos, que inició debido a una idea gubernamental del estado de Querétaro, por medio de la Secretaría del Desarrollo Sostenible. De esta forma, el clúster está establecido como un exponente del modelo de la triple hélice, formado por los industriales —en esta situación, del plástico—, la academia y el regimen.

“El regimen cumple con su papel de facilitador y generador de condiciones para el desarrollo estatal, mientras tanto que nosotros mismos, los empresarios, junto con la academia, trabajamos de la mano para atender las necesidades de esta industria que sirve de eje para contribuir al incremento económico, producir confort y aumento y, tal cual, fomentar condiciones de desarrollo sostenible. De esta forma se comenzó esta travesía del clúster, y yo menciono travesía pues debemos verlo como algo de esta forma. Es un desafío lograr que se afilien más empresarios a los diferentes clústeres y de dicha forma poder ser más fuertes. La alianza hará la fuerza”.

Uno de los ejes de trabajo del clúster está en producir redes de trabajo que permitan conjuntar vivencias y habilidades tecnológicas, no para competir por negocios, sino para complementarse mutuamente y triunfar novedosas oportunidades. “De dicha forma vamos a hacer un clúster más profundo, más unificado, en el cual no importa que se sienten 2 participantes a la misma mesa, sino donde aportemos para ser más eficientes”.

Otra línea de trabajo muestra a beneficiar la flexibilización de las organizaciones para atender diferentes mercados. “En Querétaro hay algunas organizaciones transnacionales que se dedican a las industrias automotriz, aeronáutica o de electrodomésticos, sin embargo fuera de ellas, la mayor parte de las organizaciones atienden a bastante más de un sector. Ahora, con la enfermedad pandémica, si bien se vieron dañados ciertos sectores, otros crecieron. Para las organizaciones de plásticos en otros términos un denominado a ser todavía más flexibles. Aun cuando en una misma compañía hay producción para la industria automotriz, para la industria de electrodomésticos y a lo mejor de productos doctores, justamente dicha versatilidad le posibilita a una compañía ajustarse a los cambios”.

De acuerdo con el directivo, existe una tarea profundo de generación de competencias, capacitación y planes de análisis para impulsar que las adolescentes generaciones se preparen en las capacidades requeridas por la industria. “Trabajamos en el sistema dual en forma general, con las universidades y con las empresas”.

Otro asunto prioritario para el clúster está en fomentar el costo del plástico como material. “Somos partidarios de generar la cultura de que el plástico no es basura, sino una materia prima. Una vez que empecemos a ver al plástico, a una botella de plástico, a una pluma o cualquier producto fabricado con plástico como una materia prima, que representa dinero, ya nadie se atreverá a tirarlo o a hacer un mal funcionamiento de él. Dicha va a ser la clave”.

La perspectiva que tiene el Clúster de Plásticos es la de la consolidación. “Somos un clúster chico, empero con una particularidad bastante interesante: tiene una cobertura de 360 grados. El plástico está en cada una de piezas. A modo de desafío constantemente les pregunto a los individuos que permanecen fuera del sector: díganme un espacio donde no se encuentre el plástico para lograr incursionar. Poseemos aplicaciones en medicina, packaging, agricultura, electrodomésticos, electrónicos y muchísimo más. “Realmente, el plástico está en cada una de piezas, y debemos verlo como un aliado, y en la actualidad de turbulencias como una elección de solución. La responsabilidad de su buen uso es de todos. Si lo comprendemos manejar, produce desarrollo y confort para la sociedad en forma general”.

 

 

Fuente:

https://www.pt-mexico.com/articulos/lecciones-sobre-liderazgo-empresarial-y-el-boom-del-plastico-en-electrodomesticos

¿Qué se deduce por empaque sustentable?

Dentro de Plastimagen Light 2021, el periodo de conferencias virtuales de Plastimagen Forum en su quinto día de ocupaciones, ha incluído una interesante plática por medio del panel “La cadena de costo en el diseño de empaques sustentables”.

Los profesionales invitados compartieron las actividades que se han realizado en temas de sustentabilidad en los diversos eslabones de la cadena de costo de un producto envasado, así como diversos conceptos involucrados con la economía circular en el desarrollo de productos, a partir de la materia prima hasta su funcionamiento posconsumo.

El envase pertenece a un sistema

Jorge Maquita, director de Packinnovation Consulting, con bastante más de 40 años de vivencia en la industria, indicó que un envase sostenible pertenece a un sistema que trata sobre el producto.

“Su funcionalidad es defender al producto en todo su periodo de vida, a partir de que el producto es envasado, a medida que se lleva y llega al anaquel de comercialización sin maltratarse, y una vez que se le entrega al consumidor. De igual manera, el desempeño siguiente de este residuo pertenece a su proceso”.

Además señaló que el empaque de un producto debería ser costeable, puesto que cualquier aumento juega en contra del consumidor y de las sociedades. Como dato para la audiencia, según el experto, en temas de alimentos, el porcentaje del precio total del producto que ocupa el empaque frecuenta ser del 30 al 40%, y debería estar en funcionalidad de la custodia que necesite el producto y no más allá.

Maquita además detalló que, en temas de desarrollo del empaque, un error común es sobre diseñar los envases por continuar criterios de mercadotecnia acerca del tamaño del envase o para extender la vida de anaquel de los productos, lo que “solo aumenta los precios y la utilización de una más grande proporción de materias primas que lo realizan poco sostenible, aun cuando logre venderse con reciclable”.

La sustentabilidad en la mente del consumidor

Sobre la confusión existente cerca de los conceptos de sustentabilidad y reciclabilidad, Fabián Sánchez Navarro, Packaging Coordinator de HERSHEY´s México, comentó que constantemente los individuos consideran de forma errónea que si un material es reciclable es además sostenible, o que solo es del todo sostenible una vez que es compostable o biodegradable.

“Una parte de la solución es dar información al consumidor en el mismo empaque para que sepa qué hacer con él y evadir que se convierta en basura”, apuntó.

Al respecto, Gabriel Santos, director de Desarrollo Empresarial de Zubex Industrial, comentó que hablamos de un problema complejo que refleja falta de entendimiento de los clientes y que se necesita, a partir de la trinchera de los desarrolladores de envases y generadores de productos, arrimar la información elemental a los consumidores, usuarios, cámaras y asociaciones industriales y al regimen.

“En nuestro caso, una sección la hacemos hacemos por medio de las redes sociales, definiendo de forma breve conceptos sobre qué es compostable, qué es biodegradable, qué es reciclable”. Otro asunto aparte, indicó, es que el regimen invierta en la infraestructura elemental para hacer realidad aquellos procesos, cuando los empaques son desechados.

Sobre el asunto, Jorge Maquita, enfatizó en la labor de enganchar al consumidor con la sustentabilidad. Como táctica para lograrlo sugirió traducir a términos llanos y entendibles para todos, los impactos en el ambiente que tiene la utilización de un envase sostenible.

“No importa qué tanto se hable de sustentabilidad. El consumidor unicamente se va a enganchar con la sustentabilidad una vez que sepa en específico de qué manera está salvando al planeta”.

El ideal del cero desperdicio

Por su lado, Hiram Cruz, director general de la Sociedad Mexicana de Envase y Embalaje, AMEE, quien fungió como moderador del panel, compartió que en esta industria el 50 % del consumo de los envases está enfocado a alimentos y bebidas, de donde han surgido más desarrollos en temas de empaque, varios de ellos dirigidos al ideal de conseguir cero desechos.

Sobre ello, Gabriel Santos señaló: “nosotros como elaboradores de empaques poseemos una sección de la solución y la otra está en quien fabrica el producto (…) Se necesita integrarnos a las novedosas tecnologías diferenciadas de empaque para usar el menor material viable, y dar un empaque confiable, seguro, inocuo, con calidad y que tiene un producto con las mismas propiedades; además de realizarlo accesible para todo el planeta.”

Finalmente, Fabián Sánchez abandonó en claro que el compromiso de los dueños de marca en temas de sustentabilidad del empaque es total, como lo demuestran las diversas iniciativas de HERSHEY´s México, cuyos materiales de empaque son 100% reciclables.

IQH NEWS BOLETIN #3

El IQH quiere hacerte parte de su trayectoria, para que conozcas todo su crecimiento siempre a la vanguardia del sector de plásticos y herramentales.
Es por eso te compartimos el tercer boletín mensual, en el cual podrás encontrar noticias relevantes del sector de nuestra región, la historia del IQH, sus proyectos y todo el equipo que ha estado detrás del éxito del Instituto
Este boletín tiene vínculos seguros, para que puedas conocer la información completa sin ningún problema.

¡NO TE PIERDAS NINGÚN DETALLE!

Da click para conocer boletín completo:

BOLETÍN #3 IQH_CPQ

Scroll UpScroll Up
Abrir chat
1
Ayuda
Hola, ¿Cómo podemos ayudarte?
Enlaza tu whatshap y comunicate con nosotros