Día: 18 marzo, 2021

¿Cuál es la clave para lograr sostenibilidad en la industria del plástico?

Es común oír en la actualidad centenares de conversaciones donde el plástico es el primordial rival de varios de nuestros propios inconvenientes recientes. No obstante, esta aseveración negativa podría no ser justa enteramente, debido a que son los recursos plásticos quienes ayudan a asegurar la estabilidad de los alimentos y a minimizar su desperdicio, o de ser combinados con la impresión 3D. Los materiales plásticos tienen la posibilidad de inclusive rescatar vidas humanas al permitir la innovación médica. Empero con esto en mente ¿Cuál es la clave para poder hacer sostenibilidad en la industria del plástico?

Es entendible que hay una necesidad urgente de abordar los inconvenientes del medio ambiente que hoy ensombrecen sus potencialidades. Diversos territorios y agrupaciones concuerdan que la clave para poder hacer sostenibilidad en la industria del plástico podría llegar con la adopción de la Economía Circular y pudiendo que lo anteriormente viable todos los plásticos sean reciclables.
La Economía Circular busca conservar los productos, materiales y recursos en la economía a lo extenso de el período de tiempo más largo que se pueda. Así se minimiza la implementación de nuevos recursos y la generación de residuos, favoreciendo su reinserción en la cadena de costo por medio de la reutilización y/o remodelación de la vida eficaz de un producto.


En la situación del plástico, los productos derivados se caracterizan por ser resistentes a la corrosión y a los ataques de diferentes agentes químicos. Esto les hace en especial útiles entre otras cosas para embalajes, artículos textiles y envases de productos, líquidos y alimentos. No obstante, uno de sus primordiales problemas radica en la época que tarda en descomponerse: entre 100 y 1000 años, dependiendo del tamaño y del tipo de plástico.

Este asunto ha llegado a ser clave en materia de política pública a grado universal, en 2015, la Alianza Europea hizo saber una hora de ruta para desarrollar planes de Economía Circular en diferentes territorios. Ahí, identificó los plásticos como una prioridad y se comprometió a «preparar un plan que aborde los retos planteados por los plásticos durante la cadena de costo y teniendo presente todo su periodo de vida». En 2017, la Comisión confirmó que se centraría en la producción y uso de plásticos y que también trabajará para conseguir la finalidad de asegurar que todos los envases de plástico sean reciclables para 2030.

Este proyecto crea un fundamental antecedente que proporcionará un más grande costo agregado y prosperidad en el continente Europeo y promoverá la innovación a grado universal. Se espera que pondrá freno a la contaminación plástica y su efecto negativo en nuestras propias vidas y el medio ambiente. Al seguir dichos fines, la táctica además ayudará a conseguir la prioridad de una economía actualizada: baja en carbono, eficiente en la utilización de recursos y energía, y va a hacer una contribución tangible para conseguir las metas de Desarrollo Sustentable 2030 y el Consenso de París.

Para potencializar las ventajas que hemos recibido del plástico, es fundamental hacer ocupaciones de indagación y desarrollo que desencadenen procesos de innovación en la zona, enfocadas en superficies clave como: desarrollar novedosas tecnologías en reciclado, producir nuevos modelos de comercio y al fin y al cabo avanzar hacia una economía circular y por consiguiente más sustentable.

La sostenibilidad debería atravesar de manera transversal al componente económico, social y medioambiental. La mejor manera es incentivando esas actuaciones que tengan que ver con la transición ecológica y desincentivando esas ocupaciones que no deben ver con el entorno del desarrollo sustentable. Si bien en las regulaciones intervienen organismos gubernamentales con un entramado nacional e mundial, la ciudadanía en su papel de consumidor tiene un papel clave en la consecución de las metas de desarrollo sustentable y desde luego el área empresarial, que debería tener como fin crecer y accionar de manera sustentable.

La posibilidad de darle nueva vida eficaz al plástico empieza en el proceso de reciclaje. Es ahí donde después de atravesar los periodos de recogida, categorización, trituración, lavado, extrusión y peletización se recibe un producto denominado pellet. Este ocupa el sitio, en la cadena de sustentabilidad, de materia prima para crear nuevos productos.

Las aplicaciones de los productos resultantes varían en funcionalidad del tipo de material del que se trate, en medio de las más usuales se hallan:

PEAD: Tuberías de baja presión para riego, maceteros, botellas de droguería, bases para escobas y fregonas, cubos, contenedores, papeleras.
PET: fibras textiles, moquetas, alfombras, bandejas, conectores eléctricos, recursos para la industria del coche, productos de almacenaje.
FILM: Mangueras, impermeabilizante temporal, tuberías, film industrial, custodia de garrafas, bolsas de basura.

 

 

 

 

Fuente:https://colorplasticcolombia.com/2021/03/12/cual-es-la-clave-para-lograr-sostenibilidad-en-la-industria-
Scroll UpScroll Up
Abrir chat
1
Ayuda
Hola, ¿Cómo podemos ayudarte?
Enlaza tu whatshap y comunicate con nosotros