Categoría: Blog

Solo el 10% de los mexicanos reciclan la totalidad de sus residuos plásticos

En el marco del Día Mundial del Reciclaje que se conmemora el pasado 17 de mayo, el reporte el “Estado del Reciclaje de Plásticos 2021” de Hi-Cone, distribuidor jefe de sistemas multienvase de anillos para bebidas y empaque sustentable, reveló que, en el último año, solo uno de cada 10 mexicanos recicla el 100% de sus residuos plásticos; no obstante, hay disposición para aumentar el reciclaje si se cuentan con las condiciones elementales para realizarlo.

En este sentido y según el análisis, en México 3 cuartos (75%) de los competidores creen que son necesarios más contenedores de reciclaje en los espacios públicos (calles, parques y jardines) que permitan evadir la contaminación ambiental y que, paralelamente, se logre contar con los residuos de forma correcta para su reciclaje.

En la actualidad hay programas en México que impulsan los centros de acopio y el reciclaje; no obstante, aún un 72% de los encuestados hace énfasis en la necesidad de disponer de más centros de reciclaje que les posibilite llevar todos los residuos plásticos que se crean a partir de vivienda.

Una porción semejante (65%) indica que se requieren más instalaciones y servicios a partir del hogar, como recolección de material para reciclar o contenedores de reciclaje, que posibilite comenzar el periodo de reciclaje a partir de las viviendas.

Shawn Welch, Mandatario de Conjunto, Conjuntos de Embalaje y Plataforma de Consumibles y vicepresidente interino de Hi-Cone, destaca que los mexicanos poseen la enseñanza y la disponibilidad de hacer lo adecuado en favor ambiental, sin embargo lo cual es necesario es la colaboración de actores clave, la utilización de los instrumentos idóneas y disponer de la infraestructura primordial para auxiliar el reciclaje de diversos tipos de residuos, no solo del plástico”.

 

Saber más:https://revistamp.net/inicio/solo-uno-de-cada-diez-mexicanos-recicla-la-totalidad-de-sus-residuos-plasticos/

 

IQH NEWS BOLETIN #5

 

El IQH quiere hacerte parte de su trayectoria, para que conozcas todo su crecimiento siempre a la vanguardia del sector de plásticos y herramentales. Es por eso que te compartimos el quinto boletín mensual, en el cuál podrás encontrar noticias relevantes del sector de nuestra región y proyectos.

Link de descarga:

BOLETÍN #4 IQHCPQ

¿Por qué México es una potencia mundial del reciclaje de plásticos?

México es el territorio que destina el más grande porcentaje de plásticos reutilizados para la construcción de nuevos envases (60 %). Esta postura se ha conseguido gracias al trabajo colaborativo de diferentes actores que han construido un periodo virtuoso para valorizar los residuos de este material, que podría ser acopiado, recuperado, reciclado y reintegrado a nuevos ciclos productivos, con la generación de productos de elevado costo.

Detrás de esta táctica predomina el liderazgo ECOCE, una agrupación civil ambiental auspiciada por la industria de bebidas, alimentos y productos de consumo que nació en 2002, y de la cual Jorge Treviño Aguado fue su director por alrededor de 2 décadas. Tuvimos la posibilidad de conversar con él sobre las buenas prácticas para poder hacer esta situación de triunfo en reciclaje de PET y sobre su perspectiva del potencial que tiene México para lograr dichos resultados con otros materiales de envase, como plástico tieso (PEAD), empaques flexibles (PEBD y BOPP), aluminio, hojalata y cartón multi-laminado.

Si bien ECOCE es un ejemplo en el reciclado de plásticos y en el desempeño correcto de residuos de envases y empaques en México, los conceptos y prácticas que promueve poseen su raíz un poco más atrás en la historia con Aprepet, agrupación para fomentar el reciclado del PET, de la cual Jorge Treviño además ha sido director.

“En Aprepet, la perspectiva era integrar toda la cadena que producía envases de PET, a partir del fabricante de resina, los convertidores de envases, los usuarios y además la población que producía maquinaria para crear los envases, además de los pocos recicladores y acopiadores que había en aquel entonces.

Entre sus precursores, Treviño destaca la colaboración del ingeniero Jaime Cámara, CEO de PetStar, la planta de reciclaje de PET nivel alimentario más enorme de todo el mundo, ubicada en Toluca, estado de México. Ligados presentaron la iniciativa al consejo directivo de la Agrupación de Elaboradores de Refrescos y Aguas Carbonatadas, y propiciaron lo cual hoy es el motor de la industria del reciclaje en el territorio.

Además, estuvo vinculado con la Sociedad de la Industria Química (ANIQ), de la que alcanzó ser director de secciones luego de 9 años.

Una vez que me propusieron laborar en Aprepet para fomentar la reciclabilidad del material y producir una totalmente nueva cultura de acopio y reciclaje, me pareció bastante llamativo.

Ha sido un programa voluntario de la industria de refrescos y aguas purificadas. “Se enterraban ahí todos los envases de plástico inflados y aquello ocupaba mucho espacio. Con aquello le pudimos mostrar al régimen que, en esta sinergia que se ofrecía a causa de la industria, se iba a poder darle más grande tiempo de vida al relleno. En aquel instante, 2001, pudimos encontrar que el relleno sanitario poseía uno o 2 años de vida, sin embargo, con el programa de ECOCE logramos extenderlo a 10 años más”.

Al ver hacia atrás, Treviño reconoce que ha sido una buena medida comenzar hace 19 años con este asunto del reciclaje. Podría yo mencionar que, de aquel día a hoy, la industria del reciclaje ha crecido un 200 %. Además, cambió de manera significativa la recuperación de materiales con la aparición de novedosas políticas por la industria y de las organizaciones gigantes o los convenios de todo el mundo, puesto que se ha potenciado más este asunto y yo pienso que cambió a todos los niveles, integrado el habitante, que se ha producido más consciente, más participativo”.

El director de ECOCE garantiza que estamos en la época del plástico y es imperativo conocer en hondura dichos materiales y las modalidades que dan en la circularidad. O sea, con su acopio, recuperación y reciclaje, incluso luego de su historia.

“Hay plástico en nuestra ropa, nuestros propios escritorios, nuestras propias viviendas, nuestros propios vehículos y en los artículos particulares. Todo tiene plástico, por lo cual requerimos aprender a aprovechar el gran potencial que tiene y las alternativas que da. Aquello sí, debemos ser conscientes de que poseemos que cerrar el periodo de vida y la recuperación en una economía circular, para que el material dé el número de vueltas que logre ofrecer, así sea por medio del reúso o del reciclaje.

Treviño destaca que varios de los plásticos hoy ya tienen la posibilidad de procesar por medio de procedimientos enormemente eficientes en energía, por lo cual puede decirse que el plástico es el material que tiene la menor huella ecológica a partir de su producción, sustracción de materias primas, transformación y fin de vida.

“Diversos estudios han demostrado que es más eficiente la huella de carbono del plástico una vez que se desarrolla su recuperación y reciclaje. Por esa razón es primordial fomentar la economía circular en el plástico, ya que aún hacemos muchísimo más limitada su huella de carbono”.

El experto enfatiza en que podría ser desastroso intentar de sustituir los plásticos en envases por materiales alternativos, como metal, vidrio o papel y cartón, puesto que se tendría que usar mucha más energía para su construcción, se cuadriplicaría el peso de los empaques, y finalmente habría más residuos y más grande producción de gases con impacto invernadero.

“Se han realizado varios mitos y leyendas en torno al plástico. Su contaminación visual podría ser más agresiva que la de otros materiales, empero no existe una relación degradante directa con el medio ambiente”.

Entre los logros más destacados de su carrera en el reciclaje de plásticos, Jorge Treviño garantiza que una de sus enormes satisfacciones es haber podido sentar en una misma mesa a rivales comerciales para laborar por un objetivo común.

Otro logro está en la vinculación de numerosas generaciones de chicos con la filosofía del reciclaje. “Ha sido un gran trabajo llevado a cabo por medio de nuestras propias campañas para brindarles información e invitarlos a participar en el cuidado del medioambiente por medio del reciclaje.

“Durante todos dichos años he recibido agradecimientos y conocido vivencias de gente que cambió su historia por medio del reciclaje. Hemos observado sociedades completas que realizan del reciclaje su ingreso y soporte.

Al consultarle al ingeniero Treviño sobre los nuevos desafíos que vienen para el progreso del reciclaje de plásticos en México, mencionó que va a seguir la presión para los diferentes empaques, y no solo para los de plástico, sino además para los demás materiales.

Aquello va a solicitar, por ley, metas bastante concretas que harán que las organizaciones se comprometan a tener cualquier sistema que coadyuve al desempeño de los residuos. Viene además un asunto de eco-etiquetado para brindar información al consumidor e impulsar que maneje sus residuos forma correcta. A las organizaciones se debe cambiarles el chip para que una vez que diseñen sus envases, no solo piensen en vender sino en que aquel diseño debería tener presente límites de reciclabilidad, de facilidad de acopio y de datos sobre el fin de vida”.

El ingeniero Jorge Treviño, como gran conocedor de las tácticas elementales para fomentar el reciclaje de plásticos en el territorio, garantiza que la economía circular arribó para quedarse.

“Se van a desarrollar más materiales que logren tener un nivel de aseo y pureza suficiente para reincorporarse en los empaques y envases. Los temas de sustentabilidad no se van a precisar a los residuos, van a integrar el cuidado del agua, las emisiones de gases de impacto invernadero y la energía.

“El sorting es primordial, no solo en México, sino en todo mundo. Una correcta división de los materiales dejará que haya mercados que valoricen los residuos de empaques para reincorporarlos y llegar a una economía circular. Entendemos que hoy en el planeta el PET es el material que más lo pudo hacer, empero poseemos que intentar que los otros plásticos logren tender a la economía circular. En el tamaño en la que aumentemos el acopio y el reciclaje vamos a tener menos prohibiciones, menos plásticos considerados de un solo uso pues tendrán un costo, un mecanismo de recuperación y mercados donde se aprovechen. La tendencia en el planeta es evadir que los residuos se entierren”.

Para la industria del reciclaje, 2020 y la enfermedad pandémica implicaron el desafío de conservar los niveles de incremento que se traían. Con la cuarentena bajó la recuperación de los materiales, empero además se disminuyó la demanda de los productos, lo cual de alguna forma permitió que la tasa de recuperación se mantuviera, como ha sido la situación del PET, sin embargo, es una realidad que los volúmenes se vieron dañados.

Los otros plásticos además vieron mermada su recuperación y aquello no es un asunto único de México, sino que se entregó a escala internacional”.

Para 2021 se espera que, con una reactivación de la economía, se logren conservar los niveles y recobrar el rezago que se perdió en 2020. Además, poseemos que tomar en consideración que USA y Canadá ya firmaron su convenio de la Nueva Economía del Plástico, y van a solicitar buscar materiales plásticos de reciclaje para incrementar sus tasas de recuperación y contenido reciclado.

En medio de las novedosas luces que se ven para la industria está la ingreso en operación de la nueva planta de Vallejo, en Ciudad de México, que se busca sea muchísimo más automatizada y eficiente.

“El chiste es reinventarnos, rediseñarnos y adaptarnos a las novedosas situaciones, al nuevo México y al nuevo mundo que tenemos”.

Ahora, una vez que existe una tendencia universal en incremento hacia el reciclaje, la economía circular y el aprovechamiento de los residuos, en México el asunto ya tiene una trayectoria debido a ECOCE.

-FUENTE-

¿Aumentará la automatización en las organizaciones de plástico después de la pandemia?

Por un lado, podría decirse que la enfermedad pandémica mundial ha exacerbado tendencias, que venían de tiempo atrás, en favor de la automatización de celdas de producción en las organizaciones transformadoras de plásticos. Asimismo, que las fuerzas del mercado, al reclamar más grande competitividad, han impulsado la adopción generalizada de la robótica.

En USA, según reportó en febrero, Plastics Technology, la explosión de la demanda ha sido instantánea. La carencia de personal y la urgencia de iniciar a generar localmente en el período de tiempo más corto que se pueda llevaron a que las organizaciones se abocaran por automatizar sus procesos recién inicialmente de la enfermedad pandémica.

Para México y América Latina el ritmo fue diferente, empero la tendencia está presente. Las inversiones fueron cautas a lo largo de la mayor parte de 2020, y solo finalmente del año empezó un repunte que no se ha detenido en el primer trimestre de 2021. Tuvimos la posibilidad de conversar con ciertos proveedores de robots y sistemas de automatización sobre su perspectiva del mercado para nuestros propios territorios.

Así sea que se intente resoluciones de automatización con robots cartesianos o con robots colaborativos (conocidos como cobots), lo cierto es que las organizaciones proveedoras de estas tecnologías permanecen enfocadas en brindar a sus consumidores de la industria de plásticos propiedades que les permitan gran flexibilidad en sus operaciones y simple programación por medio de controles intuitivos. El propósito es que cada vez más organizaciones, sin que importe la magnitud ni la aplicación, logren tener en cuenta los resultados positivos de robotizar sus celdas de producción, en pro de la eficiencia y el equilibrio de los procesos.

La compra de robots tras la enfermedad pandémica

Hugo Muñoz, vicedirector de robots y automatizaciones en Wittmann Battenfeld México, comenta que inicialmente de la enfermedad pandémica el desplazamiento en inversiones ha sido bastante reducido.

Solo en octubre de 2020 iniciaron a ver actividad. “Hemos notado un aumento de demandas y de proyectos bastante interesantes de automatización”. Según el directivo, el primer trimestre de 2021 marcó un regreso a los niveles de ventas de 2017. “Vamos realmente bien, con un crecimiento de ventas no solo de la porción de robots y automatización, sino en toda la compañía generalmente; poseemos peticiones en máquinas de inyección bastante relevantes, al igual que de sistemas de funcionamiento de materiales para automatizar el desempeño de resinas en las plantas”.

Xavier Espaullard, director de ventas de Sepro México, reconoce que en 2020 la combinación de la enfermedad pandémica, la crisis del sector automotriz, las guerras comerciales y varios temas políticos perjudicaron de forma directa la inercia que traía el mercado, por lo menos a lo largo de los primeros 6 meses. Desde agosto ocurrió lo opuesto, y en cuestión de 4 meses han conseguido hacer el presupuesto de todo el año. “Hubo una inmediata recuperación. Varios monumentales corporativos que habían cortado de tajo sus inversiones empezaron a activar sus proyectos. Para este año se siente que hay desplazamiento, aún no a los mismos niveles de anteriormente, sin embargo hay actividad”. La organización apunta las expectativas en el naciente segmento de construcción de autos eléctricos.

Según Sergio Bautista, gerente de unidad de comercio en robótica de ABB México, existe una tendencia clara a integrar más robots en ciertas aplicaciones en la industria de transformación de plásticos. “Durante la enfermedad pandémica se ha presentado una tendencia hacia la concientización de dicha necesidad. Con en relación a números, para la Sociedad de Industrias de Robótica (RIA), la proporción de robots no creció con en relación a 2019. Entonces, quizás puede hablarse de una concientización y una tendencia hacia la utilización de los robots, y aun cuando la enfermedad pandémica la ha potenciado, aún no llega dicha ola al mercado, empero rápido la vamos a ver”.

Conforme el experto, una más grande penetración de la robótica se continuará viendo en la industria automotriz, que regularmente ya empleaba robots, empero además otros sectores dedicados a la construcción de productos plásticos no automotrices, en especial de las industrias de empaque.

“La industria automotriz ya ha tenido una constancia en el consumo de robots y automatización, empero ahora observaremos un despertar además en otros sectores”.

Para Manuel Sordo, gerente general para LATAM de Mundial Robots, la actitud de las compañías a la enfermedad pandémica ocurrió en numerosas fases. Inicialmente hubo mucha incertidumbre y las compañías fueron bastante precavidas con la inversión, sin embargo acorde avanzó la enfermedad pandémica, los proyectos que traían continuaron su reactivación.

“Las inversiones eran cautas, empero ya se empezaba a ver un cambio en la forma de pensar de las organizaciones, en donde vieron que la automatización puede ser una solución para obedecer el distanciamiento social y conservar la productividad. En concreto, vimos gran interés por nuestros propios robots colaborativos, dirigidos a laborar junto al operador y no a sustituirlo. Nuestros propios estudios han mostrado que el robot al lado de un operador es un 80 % más benéfico que el operador solo o el robot solo. Entonces, esto de alguna forma inició a precipitar la demanda de proyectos”.

El directivo de Mundial Robots comenta que acorde empezó 2021 y se inició a continuar en la vacunación, varios de los proyectos que venían a paso lento empezaron a concretarse.

“En general, en la industria del plástico continuamente hemos tenido un aumento estable y agresivo paralelamente. Nuestro aumento constantemente fue de dobles dígitos y el tipo de aplicaciones cambia de consenso con la industria, sin embargo mayormente constantemente permanecen en la parte final de la línea de producción, para paletizado o despaletizado, o además lo cual llaman pick and place de botellas, tapas o partes inyectadas que necesitan ser colocadas en enfriadores o en la línea de producción. La gama de modalidades ha incrementado mucho, y la aprobación de nuestro producto también”.

Luis Valero Alcalá, gerente de ventas y servicio de Yushin, comenta que han percibido cómo tras la enfermedad pandémica se ha aumentado bastante la compra de robots, primordialmente para las industrias automotriz, de productos de consumo y de aplicaciones médicas. “Estos sectores necesitan procesos más estables y aquello los lleva a buscar una solución por medio de la automatización. Mucho mercado se está abriendo en México y en Latinoamérica. A raíz de aquello, e incluso a partir de anteriormente, Yushin de México vino creciendo, y a raíz de la enfermedad pandémica vemos que se va a potenciar todavía más”.

Por qué las organizaciones de plástico tienen que automatizar

El directivo de Wittmann Battenfeld México enfatiza en que la competitividad es la primordial motivación que hallan las organizaciones de plásticos para optar por automatizar. “En dichos tiempos las organizaciones valoran y cuidan más su capital humano. De esta forma es que la automatización viene bastante más de la necesidad de incrementar la productividad y los volúmenes, con los mismos recursos que se poseen. Ahí un robot entra a sumar”.

Según Hugo Muñoz, el aumento de proyectos para carros eléctricos ha ido en incremento y en otras palabras un motor fundamental de la compra de resoluciones de automatización. “Alrededor del 50 % de nuestras propias automatizaciones, no solo robots, van destinadas a este sector. Además estamos viendo un ligero crecimiento en la porción del hogar. Previamente esto era poco recurrente, sin embargo ahora notamos que las organizaciones permanecen incorporando varias automatizaciones para esta clase de productos”.

Muñoz comenta que hace unos años solo las organizaciones corporativas o bastante enormes invertían en resoluciones de automatización, sin embargo ahora han observado que organizaciones parientes, que poseen solo de 3 a 5 máquinas, ya empiezan a integrar robots a sus líneas a fin de elevar su productividad.

Para Sergio Bautista, de ABB México, en toda la cadena de proveeduría de la industria automotriz, que incluye no solo armadoras sino Tier 1, Tier 2, Tier 3, existe una tendencia al just in time, al volumen de producción y a la flexibilidad para variar aquellos volúmenes de producción de consenso con el consumo del mercado. Entonces, hacer eficiente aquel uso es una de las causas de la industria automotriz para automatizar.

“Todos los conceptos de estabilidad, crecimiento de volúmenes y constancia en la calidad son causas relevantes para automatizar. Varias compañías pequeñas que comienzan a introducirse en mercados mayores, en los cuales necesitan dichos 3 aspectos para lograr ser un abastecedor, claramente deben tener en cuenta la automatización con robots”.

Por su lado, Manuel Sordo, de Mundial Robots, México constantemente fue y todavía es un territorio que interesa inversión extranjera, y la industria del plástico no es la exclusión. Por esta razón, una de sus necesidades es, por un lado, incrementar la productividad, pues la industria del plástico ya compite en el campo universal con organizaciones de territorios en los cuales, incluso, la mano de obra es muchísimo más barata, como India o China. Entonces, la automatización se incrementa la producción y reduce los programas de calidad. No obstante, el experto cita como otro elemento fundamental la alta rotación de empleados, que involucra precios de operación más elevados para las organizaciones, por estar siempre recontratando.

“Una de nuestras propias contribuciones a la industria se apoya en que con la facilidad de programación de nuestro robot, no se requieren técnicos especializados, sino que un técnico podría ser inmediatamente preparado para desarrollar al robot y hacerle cambios. Esto motiva a los operarios, provoca que les guste más su trabajo y se previene aquel periodo de rotación de personal, al tiempo que incrementan la productividad, la calidad de los productos y se está en un entorno competitivo a escala universal.”

Justamente ahí, los robots colaborativos permiten continuar teniendo la flexibilidad de sus líneas de producto y competir en un entorno mundial de forma muchísimo más intenso, con pasos más firmes.

“Son industrias bastante fuertes para México, con organizaciones de talla mundial, no solo mundiales sino nacionales, y en las que se vio cada vez más la inversión en automatización”.

Aun de esta forma, uno de los desafíos que Manuel Sordo muestra para una más grande extensión de la automatización en México es la complejidad de la pequeña y mediana organización para la adopción de estas tecnologías. Sin embargo para la pequeña y mediana compañía su fortaleza es la flexibilidad, en la que de un día a otro tienen la posibilidad de hacer cambios de procesos de manufactura, y al automatizarlos se tiene la iniciativa de que se limitaría dicha flexibilidad, ya que se tiene que reprogramar el brazo robótico o modificar las especificaciones de la máquina. De esa manera, nuestros propios brazos vienen a romper aquel esquema, fueron creados con el fin de ellos, y permiten gran flexibilidad en la línea de producción”.

¿Influirá el nearshoring en la automatización?

“Si los volúmenes de producción incrementan, se incrementa la automatización. Ejemplificando, para la producción de vehículos eléctricos, que se está realizando en Norteamérica, los volúmenes son pequeños comparativamente con los volúmenes de los autos de combustión”.

 

“Estamos entrando a un modelo de mercado bastante distinto, en el sentido en que continuamente se habían pedido volúmenes elevados con escasa mezcla. Sin embargo, ahora se piden volúmenes elevados, sin embargo con mezclas bastante diferentes, ya que los clientes han desarrollado una tendencia hacia la personalización”.

Líneas y robots con mayor demanda en México y Latinoamérica

Wittmann Battenfeld da 2 tipos de robot para la zona de plásticos. Según Hugo Muñoz, es un robot que da las mismas propiedades que cualquier robot Wittmann a un costo bastante competitivo.

Las pequeñas y medianas organizaciones ya se brindaron cuenta de que con 20 o 25 mil dólares tienen la posibilidad de invertir en un robot colaborativo.

No obstante, se debe tener en cuenta si la aplicación es colaborativa, pues el elaborado de situar un robot colaborativo no precisamente provoca que una aplicación sea colaborativa. De repente se regresó un boom que todo el planeta quería un robot colaborativo, empero una vez que empezamos a ver las aplicaciones, lo cual mucha gente quería era un robot que no tuviera rejas alrededor, sin embargo no precisamente tenía que ver con una aplicación colaborativa. Se debe ser muchísimo más preciso en ver si la aplicación es colaborativa o si solo hay relación humana cada definido tiempo. Hay diferentes niveles de participación, y en la industria del plástico ya se está llegando a la identificación idónea de en qué momento es necesario un robot colaborativo”.

El GoFa tiene capacidad de carga de 5 kilos, que según Bautista, es una capacidad que el mercado solicitaba ya hace tiempo. “Teníamos el célebre Yumi, que sacamos hace ciertos años, con 2 brazos, sin embargo con capacidad de carga baja. Luego sacamos el Yumi de un solo brazo y ahora lanzamos un robot de dicha misma familia, empero de 5 kilos de capacidad de carga”.

El segundo robot, el SWIFTI, es un robot colaborativo que permite la relación con el operador al permitir más grandes velocidades en las regiones separadas de relación con el humano. En algunas ocasiones es necesario un robot que trabaje a bastante alta rapidez una vez que se encuentre solo, sin embargo que una vez que comienza la relación con el humano reduzca de manera considerable la rapidez.

Además, para terminar su portafolio de robots, ABB añadió a fines del año pasado un nuevo robot en el espacio de carga contra alcance, el IRB 1300. Son unos robots tipo araña, bastante rápidos, sin embargo ahora con más capacidad de carga.

Para Manuel Sordo, de Mundial Robots, resulta determinante expandir la función de carga y alcance del robot. Los modelos UR5 y el UR10, cuya capacidad de carga es de 5 y 10 kilos, respectivamente, son los más famosas por su versatilidad y su tamaño. A partir del pasado mes de abril, al UR10 le ha sido incrementada la función de carga a 12.5 kilos.

El año pasado además lanzaron su robot de máxima capacidad, el UR16, con carga de 16 kilos, en especial correcto para aplicaciones de fin de línea en paletizado.

Yushin ve que se ha aumentado la demanda de los robots cartesianos para aplicaciones en la industria del plástico. “En este segmento ofrecemos productos con propiedades que les permiten a los procesadores de plástico hacer su trabajo más veloz, de forma muchísimo más eficiente y confiable. Poseen gigantes prestaciones de rapidez, exactitud y ejes. Hay robots cartesianos que tienen la posibilidad de manejar muñecas con servomotor y brindan un servicio bastante flexible referente a probabilidad de movimientos”. Este año se preparan para un nuevo lanzamiento que da beneficios referente a precio y manejo.

El fabricante de procedencia francés Sepro da sus líneas de robots Success y Success X. La línea Success fue del todo rediseñada y ahora además está disponible en una versión de 5 ejes, llamada Sucess X. Según voceros de la compañía, esta característica la convierte en exclusiva en su categoría, en un formato compacto y con un costo asequible. Disponible para máquinas de moldeo por inyección a partir de 60 hasta 900 toneladas. Es ideal para aplicaciones pick-and-place.

Sepro Group está convencida de que los robots cartesianos de 5 ejes representan el futuro de la automatización para aplicaciones de moldeo por inyección. Con una totalmente nueva muñeca, accionada por medio de un motor servo, se abren más posibilidades.

A principios del año, la compañía arrojó la serie MED de robots de 3, 5 y 6 ejes para saciar la creciente demanda de automatización en aulas limpias y otros espacios propensos en plantas de moldeo para aplicaciones médicas y farmacéuticas.

Tendencias en la aplicación de robots industriales

Recientemente, la Federación Universal de Robótica, IFR (por su sigla en inglés) presentó 4 tendencias referente a las superficies de aplicación de los robots industriales.

1. Los robots trabajan en plantas de manufactura capaces. La industria automotriz ha sido pionera en resoluciones de fábricas capaces por medio de robots industriales en las líneas de montaje que han dominado la producción clásico de carros a lo largo de bastante más de 100 años.

El futuro forma parte de la relación en red de robots y vehículos guiados autónomos, o más bien, robots móviles autónomos (AMR). Equipados con la última tecnología de navegación, dichos robots móviles son muchísimo más flexibles comparativamente con las líneas de producción clásicos. Las carrocerías se transportan en sistemas de movilización sin conductor. Tienen la posibilidad de desacoplar del flujo de la línea de montaje y redirigir a las estaciones de montaje, donde tienen la posibilidad de montar versiones equipadas individualmente.

Una vez que los modelos se cambian por completo, basta reprogramar los robots y los AMR en vez de desmantelar toda la línea de producción. Con el más grande fomento que permanecen teniendo las estaciones colaborativas de trabajo entre humanos y robots (robots colaborativos), los proveedores de robots informan que cada vez más robots trabajan codo a codo con los humanos sin resguardos de custodia.

2. Los robots ingresan a nuevos mercados. Los adelantos en conectividad contribuyen a una más grande adopción de robots en los sectores de manufactura que solo recientemente se han volcado hacia la automatización, como alimentos y bebidas, textiles, productos de madera y plásticos. La transformación digital en curso conducirá a modelos de comercio del todo nuevos, ya que los productores tienen la posibilidad de diversificar más de forma sencilla que jamás. En la fábrica inteligente, los diferentes productos se ensamblan con el mismo equipo: la línea de producción clásico por el momento no existe.

3. Los robots disminuyen la huella de carbono. Las inversiones en tecnología robótica actualizada además estarán impulsadas por el requisito de una huella de carbono más pequeña. Los robots modernos son energéticamente eficientes y disminuyen de esta forma de manera directa el consumo de energía de la producción. Por medio de una más grande exactitud, además generan menos rechazos y bienes de calidad inferior, lo cual tiene un efecto positivo en la interacción entre la ingreso de recursos y la producción. Además, los robots ayudan en la producción rentable de grupos de energía renovable, como la energía fotovoltaica o las pilas de combustible de hidrógeno.

4. Los robots ayudan a garantizar las cadenas de abasto. La enfermedad pandémica ha elaborado visible la agotamiento de las cadenas de abastecimiento globalizadas. Los productores poseen la posibilidad de repensar el abasto con una visión enteramente distinto. Una vez que la productividad se nivela por medio de la automatización, los elaboradores poseen una más grande flexibilidad que puede no haber estado disponible en territorios con salarios elevados, como la mayoría de la Alianza Europea, América del Norte, Japón o Corea. La automatización robótica da productividad, flexibilidad y estabilidad.

-Fuente-

Aditivo de resina antiviral inhibe la presencia del COVID-19 en las superficies

Las zonas tienen la posibilidad de contaminarse por contacto directo con fluidos corporales infectados o de forma indirecta por contacto con otros objetos contaminados. Dichos objetos, conocidos como fómites, transportan el virus entre gente, lo cual hace viable una transmisión continua. Aun cuando prácticas como el distanciamiento social y el cuidado personal contribuyen a delimitar la propagación del covid-19, hay situaciones en las que no se puede eludir el contacto con otras personas y con zonas que toca mucha gente.

En estas situaciones, resulta sustancial adoptar otras medidas que garanticen la estabilidad del ámbito, y es fundamental limpiar y desinfectar a menudo las áreas para conservar la limpieza de los espacios públicos. No obstante, puede conseguirse una solución más duradera integrando las características antivirales en las áreas que se tocan usualmente en vez de aplicarlas sobre el exterior de estas.

Defensor, de Exel Composites, es una totalmente nueva formulación de resina incorporada en el propio material compuesto. Los materiales compuestos acostumbran estar formados por fibras dispersas en una matriz, popular como resina, que las conserva unidas. Es viable integrar más características en el material compuesto combinando un aditivo de resina con la matriz.

Un laboratorio francés libre verificó la efectividad de Defensor contra la cepa 229 E del covid-19 humano según la regla ISO 21702. Se ha definido que disminuye la carga viral en un 99,9 % luego de 24 horas comparativamente con los compuestos no optimizados.

Las resoluciones antivirales existentes acostumbran fabricarse utilizando un procedimiento, como un aerosol, un revestimiento o una membrana que se fija a el área del material. No obstante, la defensa antiviral que reciben dichos materiales unicamente se conserva a medida que tiesa el procedimiento de el área: con un uso habitual las características antivirales reducirán inevitablemente.

La virtud de integrar la solución en el propio material es que el compuesto consigue una repartición homogénea del aditivo antiviral.

Las rozaduras, los arañazos y otros perjuicios no perjudicarán a la funcionalidad del compuesto, por lo cual seguirá salvaguardando e inhibiendo los virus a lo largo de toda su historia eficaz, por hostil que sea el ámbito.

Los mangos de herramientas fabricados con materiales compuestos ofrecen ventajas significativas sobre los de madera y metal. Son cómodos de usar y duraderos, puesto que muestran un peso más ligero, asombroso aislamiento y resistencia a la corrosión, la oxidación y la herrumbre. La adhesión de un aditivo de resina antiviral en el propio mango de la herramienta, así como en las empuñaduras y en los extremos, ofrece a los usuarios la paz de poder hacer sus labores con más custodia contra gérmenes y virus sin comprometer las características mecánicas de la herramienta.

Como otro ejemplo, los compuestos optimizados con Defensor son antivirales hasta el núcleo y de esta forma consiguen una solución duradera que garantice la defensa de pasajeros y operadores a lo largo de toda la vida eficaz del medio de transporte.

Ya que el aditivo de resina está incluido en el material, toda el área está protegida, incluidas regiones a las que no llegan otros procedimientos de aseo, como los conductos de aire. Estas zonas potencialmente cargadas de virus tienen la posibilidad de transmitir el virus de una persona a otra, por lo cual protegerlas con una solución incorporada representa una clara virtud.

-Saber más-

Oportunidades para los plásticos en la industria médica

Hace dos semanas el periódico El Territorio, española, divulgó una noticia sobre un retraso en el reparto de las vacunas de AstraZeneca en Latinoamérica, por cuenta de un desabastecimiento en los insumos para envases. Millones de dosis de la vacuna hecha por esta transnacional, y que para Latinoamérica crea mAbxience en Argentina, han estado estancadas a la espera de que el Laboratorio Liomont, en México, contara con insumos básicos como filtros, bolsas estériles, viales o excipientes biológicos para la terminación del producto.

En esta misma línea, el UNICEF (UNICEF) hizo saber que labora para mercar mil millones de jeringas a finales de 2021 destinados a destinarlas a la vacunación contra coronavirus en las naciones que participan en la instalación COVAX, una idea universal dirigida al ingreso equitativo a las vacunas.

Las jeringas empleadas en este plan van a ser autodescartables (AD). O sea, poseen un diseño particular para prevenir su reutilización por medio de un seguro automático que se activa luego su exclusivo uso. De acuerdo con la Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, esta es la mejor forma de asegurar que los individuos reciban sus vacunas de manera segura, sin peligro de contraer una infección por otras patologías gracias a agujas contaminadas. Las jeringas AD compradas para esta inmensa operación son semejantes a las que recibe y entrega rutinariamente Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia para la vacunación de chicos internacionalmente.

Dichos hechos concretos son solo dos ejemplos del papel importante de los plásticos en la coyuntura presente, y posibilita vislumbrar las gigantes oportunidades que hay para las organizaciones de plásticos que permanecen en capacidad de atender estas solicitudes. De esta forma, la masiva necesidad de implementos para hacer viable la vacunación se une al creciente mercado para la producción de conjuntos de defensa personal, a la construcción de varios envases y contenedores para geles, alcoholes, limpiadores y desinfectantes, así como a otras aplicaciones de elevado costo añadido para el cuidado de la salud.

Se ha vuelto recurrente que compañías que poseen como núcleo de su comercio la producción para las industrias automotriz, aeroespacial o packaging hayan flexibilizado su operación para ofrecer sitio a la construcción de productos involucrados con farma y salud. Tal es la situación del titán de la producción de envases Amcor Rigid Packaging (ARP), que a raíz de la enfermedad pandémica por coronavirus amplió su cartera de productos de atención médica para integrar la producción de mascarillas faciales de uso general.

Luego de probar la construcción para dotación interna de sus empleados, la compañía tomó la decisión de agrandar su producción para brindar soporte a sus consumidores. “Nuestros grupos se adaptaron velozmente y establecimos las capacidades, la capacidad y la vivencia elementales para generar cubrebocas”, dice Greg Rosati, vicepresidente de atención médica para el comercio de contenedores especiales de ARP.

En esta misma tendencia, cada vez más organizaciones de diferentes rubros incursionan en dichos mercados. Lo fundamental para las organizaciones con esta vocación y capacidad es seguir estando alerta y estar preparados.

Oportunidades para la producción de dispositivos doctores en México

Con el título “¿Puede México emerger del coronavirus como jefe en exportaciones médicas?”, recientemente Oxford Business Group divulgó un estudio en el cual apunta que, si bien la enfermedad pandémica produjo disrupciones en las cadenas de abasto globales, la crisis sanitaria además generó oportunidades para territorios como México, “cuyo sector de suministros doctores está en camino hacia una extensión importante”.

El informe recopila datos de KPMG y la Sociedad Mexicana de Industrias Innovadoras de Dispositivos Doctores (AMID) que señalan que la industria mexicana de dispositivos doctores representa el 1.6 % del total de la industria manufacturera del territorio, y que el segmento ha crecido un 7.9 % en los últimos 10 años.

México, el octavo territorio exportador de dispositivos doctores en el planeta, es la fuente primordial de dichos insumos hacia USA, que importa en torno al 33 % de sus suministros. Datos de la Secretaría de Economía refieren que las primordiales unidades económicas se hallan en Chihuahua, Baja California, Jalisco, Guanajuato, Veracruz, Puebla y Ciudad de México.

Además, el territorio ocupa el tercer sitio mundial en exportación de agujas tubulares de sutura y el cuarto en el rubro de artefactos y artefactos de medicina, cirugía, odontología y veterinaria; además es el cuarto exportador de mobiliario para medicina, y de jeringas, catéteres, cánulas e artefactos semejantes.

De acuerdo con la International Trade Administration estadounidense, en 2020 la producción local de dispositivos doctores en México totalizó 14,700 millones de dólares, las exportaciones 10,100 millones, y las importaciones 5,200 millones. En relación a 2019 se manifestó una alteración positiva en producción e importaciones, en lo que en las ventas al exterior se manifestó una reducción aproximada de 700 millones de dólares.

“El cambio en las políticas públicas referente a la inversión en nuevos grupos para nosocomios y el cambio en los sistemas de compras impactaron de manera directa en el volumen de productos adquiridos para las instituciones públicas de salud. El caso puede agravar por la reducción prevista del PNB de México de hasta un 10-12 % en 2020, con el efecto resultante en los presupuestos gubernamentales y los programas de inversión”, sugiere la ITA en su proyección.

China es el segundo distribuidor fundamental de dispositivos doctores para México. No obstante, con las cadenas de abasto fracturadas por la enfermedad pandémica y con el elaborado de que muchas organizaciones buscan alejarse de China, el caso está cambiando inmediatamente y México se incrementa de manera significativa su producción y exportación de dispositivos doctores.

“En México hemos observado la misma demanda de ventiladores que teníamos en 5 años, comprimida en un tiempo de tan solo 5 meses”, mencionó a Oxford Business Group, Fernando Oliveros, vicepresidente y director general de Medtronic, un fabricante de dispositivos doctores. Por cierto, se considera que en 2020 la industria experimentó un incremento de 6 veces la demanda regular. “Por ejemplo, antecedente de la enfermedad pandémica la demanda anual de ventiladores correspondió a 700. En 2020, aquel total estuvo alrededor de 2,000”, reseñó Oxford.

Como ejemplo, el informe de Oxford cita la situación del Conjunto Roche y de 3M, organizaciones que representan en grupo el 70 % del mercado nacional y que son parte de la AMID.

“3M duplicó su producción de mascarillas o cubrebocas y maximizó además su producción de desinfectantes para manos y otros desinfectantes. Al mismo tiempo, DuPont ha observado un pico en la demanda de trajes desechables, de los cuales la compañía puede elaborar 9 millones cada mes. Ahora ha empezado a vender la tela que se usa para hacerlos, para que otras organizaciones logren ayudar a saciar la demanda local y mundial”, reseñó.

Sobre este asunto, Guillaume Corpart, fundador y CEO de Universal Health Intelligence, detalló en el marco del webinar “El mercado de los dispositivos doctores en México 2020-2021”, organizado por la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (CANIFARMA) y Universal Health Intelligence, que los productos de más demanda a lo largo de la crisis sanitaria son esos vinculados con el soporte de vida, como por ejemplo desfibriladores, monitores de pacientes, implantes arteriales, oxímetros, electrocardiógrafos, bombas de infusión, transductores de energía, pinzas.

“Otros productos que además han tenido incremento, aun cuando menor, fueron los instrumentos electromédicos, quirúrgicos, de diagnóstico doctor, de cirugía, de inyección, de uso oftálmico, las puntas quirúrgicas, tijeras y sondas médicas, cánulas y válvulas, así como máquinas de ultrasonido, entre otros”, añadió Corpart.

Según Jorge Daniel Alarcón, director de dispositivos doctores de CANIFARMA, en México hay un poco bastante más de 2,400 unidades económicas dedicadas al sector de los dispositivos doctores, que participan en toda su cadena de construcción, repartición, almacenamiento y venta. “Sin embargo, existe un grave desequilibrio entre lo cual se fabrica, lo cual se demanda y lo cual realmente se consume en el país”, añadió.

En declaraciones recogidas por nuestra publicación hermana Modern Machine Shop México, Miguel Ángel Félix, tesorero del Clúster de Dispositivos Doctores de Baja California, expresó que la zona ha registrado incrementos considerables en varias líneas de producción, primordialmente en dispositivos de diagnóstico.

Asimismo, el especialista añadió que en muchas de las plantas de producción se laboró con diferentes programas de proveeduría, con el fin de tener un mejor desempeño de los peligros que se afrontaron al principio de la enfermedad pandémica, más que nada con los suministros.

-Saber más-

 

 

Scroll UpScroll Up
Abrir chat
1
Ayuda
Hola, ¿Cómo podemos ayudarte?
Enlaza tu whatshap y comunicate con nosotros