¿Por qué México es una potencia mundial del reciclaje de plásticos?

May 11, 2021 Articulos, Blog

México es el territorio que destina el más grande porcentaje de plásticos reutilizados para la construcción de nuevos envases (60 %). Esta postura se ha conseguido gracias al trabajo colaborativo de diferentes actores que han construido un periodo virtuoso para valorizar los residuos de este material, que podría ser acopiado, recuperado, reciclado y reintegrado a nuevos ciclos productivos, con la generación de productos de elevado costo.

Detrás de esta táctica predomina el liderazgo ECOCE, una agrupación civil ambiental auspiciada por la industria de bebidas, alimentos y productos de consumo que nació en 2002, y de la cual Jorge Treviño Aguado fue su director por alrededor de 2 décadas. Tuvimos la posibilidad de conversar con él sobre las buenas prácticas para poder hacer esta situación de triunfo en reciclaje de PET y sobre su perspectiva del potencial que tiene México para lograr dichos resultados con otros materiales de envase, como plástico tieso (PEAD), empaques flexibles (PEBD y BOPP), aluminio, hojalata y cartón multi-laminado.

Si bien ECOCE es un ejemplo en el reciclado de plásticos y en el desempeño correcto de residuos de envases y empaques en México, los conceptos y prácticas que promueve poseen su raíz un poco más atrás en la historia con Aprepet, agrupación para fomentar el reciclado del PET, de la cual Jorge Treviño además ha sido director.

“En Aprepet, la perspectiva era integrar toda la cadena que producía envases de PET, a partir del fabricante de resina, los convertidores de envases, los usuarios y además la población que producía maquinaria para crear los envases, además de los pocos recicladores y acopiadores que había en aquel entonces.

Entre sus precursores, Treviño destaca la colaboración del ingeniero Jaime Cámara, CEO de PetStar, la planta de reciclaje de PET nivel alimentario más enorme de todo el mundo, ubicada en Toluca, estado de México. Ligados presentaron la iniciativa al consejo directivo de la Agrupación de Elaboradores de Refrescos y Aguas Carbonatadas, y propiciaron lo cual hoy es el motor de la industria del reciclaje en el territorio.

Además, estuvo vinculado con la Sociedad de la Industria Química (ANIQ), de la que alcanzó ser director de secciones luego de 9 años.

Una vez que me propusieron laborar en Aprepet para fomentar la reciclabilidad del material y producir una totalmente nueva cultura de acopio y reciclaje, me pareció bastante llamativo.

Ha sido un programa voluntario de la industria de refrescos y aguas purificadas. “Se enterraban ahí todos los envases de plástico inflados y aquello ocupaba mucho espacio. Con aquello le pudimos mostrar al régimen que, en esta sinergia que se ofrecía a causa de la industria, se iba a poder darle más grande tiempo de vida al relleno. En aquel instante, 2001, pudimos encontrar que el relleno sanitario poseía uno o 2 años de vida, sin embargo, con el programa de ECOCE logramos extenderlo a 10 años más”.

Al ver hacia atrás, Treviño reconoce que ha sido una buena medida comenzar hace 19 años con este asunto del reciclaje. Podría yo mencionar que, de aquel día a hoy, la industria del reciclaje ha crecido un 200 %. Además, cambió de manera significativa la recuperación de materiales con la aparición de novedosas políticas por la industria y de las organizaciones gigantes o los convenios de todo el mundo, puesto que se ha potenciado más este asunto y yo pienso que cambió a todos los niveles, integrado el habitante, que se ha producido más consciente, más participativo”.

El director de ECOCE garantiza que estamos en la época del plástico y es imperativo conocer en hondura dichos materiales y las modalidades que dan en la circularidad. O sea, con su acopio, recuperación y reciclaje, incluso luego de su historia.

“Hay plástico en nuestra ropa, nuestros propios escritorios, nuestras propias viviendas, nuestros propios vehículos y en los artículos particulares. Todo tiene plástico, por lo cual requerimos aprender a aprovechar el gran potencial que tiene y las alternativas que da. Aquello sí, debemos ser conscientes de que poseemos que cerrar el periodo de vida y la recuperación en una economía circular, para que el material dé el número de vueltas que logre ofrecer, así sea por medio del reúso o del reciclaje.

Treviño destaca que varios de los plásticos hoy ya tienen la posibilidad de procesar por medio de procedimientos enormemente eficientes en energía, por lo cual puede decirse que el plástico es el material que tiene la menor huella ecológica a partir de su producción, sustracción de materias primas, transformación y fin de vida.

“Diversos estudios han demostrado que es más eficiente la huella de carbono del plástico una vez que se desarrolla su recuperación y reciclaje. Por esa razón es primordial fomentar la economía circular en el plástico, ya que aún hacemos muchísimo más limitada su huella de carbono”.

El experto enfatiza en que podría ser desastroso intentar de sustituir los plásticos en envases por materiales alternativos, como metal, vidrio o papel y cartón, puesto que se tendría que usar mucha más energía para su construcción, se cuadriplicaría el peso de los empaques, y finalmente habría más residuos y más grande producción de gases con impacto invernadero.

“Se han realizado varios mitos y leyendas en torno al plástico. Su contaminación visual podría ser más agresiva que la de otros materiales, empero no existe una relación degradante directa con el medio ambiente”.

Entre los logros más destacados de su carrera en el reciclaje de plásticos, Jorge Treviño garantiza que una de sus enormes satisfacciones es haber podido sentar en una misma mesa a rivales comerciales para laborar por un objetivo común.

Otro logro está en la vinculación de numerosas generaciones de chicos con la filosofía del reciclaje. “Ha sido un gran trabajo llevado a cabo por medio de nuestras propias campañas para brindarles información e invitarlos a participar en el cuidado del medioambiente por medio del reciclaje.

“Durante todos dichos años he recibido agradecimientos y conocido vivencias de gente que cambió su historia por medio del reciclaje. Hemos observado sociedades completas que realizan del reciclaje su ingreso y soporte.

Al consultarle al ingeniero Treviño sobre los nuevos desafíos que vienen para el progreso del reciclaje de plásticos en México, mencionó que va a seguir la presión para los diferentes empaques, y no solo para los de plástico, sino además para los demás materiales.

Aquello va a solicitar, por ley, metas bastante concretas que harán que las organizaciones se comprometan a tener cualquier sistema que coadyuve al desempeño de los residuos. Viene además un asunto de eco-etiquetado para brindar información al consumidor e impulsar que maneje sus residuos forma correcta. A las organizaciones se debe cambiarles el chip para que una vez que diseñen sus envases, no solo piensen en vender sino en que aquel diseño debería tener presente límites de reciclabilidad, de facilidad de acopio y de datos sobre el fin de vida”.

El ingeniero Jorge Treviño, como gran conocedor de las tácticas elementales para fomentar el reciclaje de plásticos en el territorio, garantiza que la economía circular arribó para quedarse.

“Se van a desarrollar más materiales que logren tener un nivel de aseo y pureza suficiente para reincorporarse en los empaques y envases. Los temas de sustentabilidad no se van a precisar a los residuos, van a integrar el cuidado del agua, las emisiones de gases de impacto invernadero y la energía.

“El sorting es primordial, no solo en México, sino en todo mundo. Una correcta división de los materiales dejará que haya mercados que valoricen los residuos de empaques para reincorporarlos y llegar a una economía circular. Entendemos que hoy en el planeta el PET es el material que más lo pudo hacer, empero poseemos que intentar que los otros plásticos logren tender a la economía circular. En el tamaño en la que aumentemos el acopio y el reciclaje vamos a tener menos prohibiciones, menos plásticos considerados de un solo uso pues tendrán un costo, un mecanismo de recuperación y mercados donde se aprovechen. La tendencia en el planeta es evadir que los residuos se entierren”.

Para la industria del reciclaje, 2020 y la enfermedad pandémica implicaron el desafío de conservar los niveles de incremento que se traían. Con la cuarentena bajó la recuperación de los materiales, empero además se disminuyó la demanda de los productos, lo cual de alguna forma permitió que la tasa de recuperación se mantuviera, como ha sido la situación del PET, sin embargo, es una realidad que los volúmenes se vieron dañados.

Los otros plásticos además vieron mermada su recuperación y aquello no es un asunto único de México, sino que se entregó a escala internacional”.

Para 2021 se espera que, con una reactivación de la economía, se logren conservar los niveles y recobrar el rezago que se perdió en 2020. Además, poseemos que tomar en consideración que USA y Canadá ya firmaron su convenio de la Nueva Economía del Plástico, y van a solicitar buscar materiales plásticos de reciclaje para incrementar sus tasas de recuperación y contenido reciclado.

En medio de las novedosas luces que se ven para la industria está la ingreso en operación de la nueva planta de Vallejo, en Ciudad de México, que se busca sea muchísimo más automatizada y eficiente.

“El chiste es reinventarnos, rediseñarnos y adaptarnos a las novedosas situaciones, al nuevo México y al nuevo mundo que tenemos”.

Ahora, una vez que existe una tendencia universal en incremento hacia el reciclaje, la economía circular y el aprovechamiento de los residuos, en México el asunto ya tiene una trayectoria debido a ECOCE.

-FUENTE-
Scroll UpScroll Up
Abrir chat
1
Ayuda
Hola, ¿Cómo podemos ayudarte?
Enlaza tu whatshap y comunicate con nosotros